La evolución biológica del ser humano y el azúcar: ¿por qué tenemos antojos?

El azúcar, en todas sus formas, ha invadido la vida de los países de America y Europa y por desgracia invade también, cada vez más, los países orientales que habían estado libres de esta plaga.

Los consumos en países americanos y europeos varían entre 23 y 30 cucharaditas de azúcar al día en promedio.

El azúcar es ahora omnipresente: la encontramos en jugos, yogures, helados, cereales, chocolates, gaseosas, panes, galletas, tortas, bizcochos y postres de todo tipo. Como si esto fuera poco está también, quien lo pensaría,  presente en sopas, caldos, salsas, aliños, embutidos y en la casi totalidad de productos procesados por la industria alimentaria.

estanterias de producto industrializado 620-400

Lo anterior significa que sin que usted haya añadido una cucharada de azúcar a alguna bebida o comida, ya está consumiendo cantidades absurdas de sucrosa contenida en todos estos productos.

En la actualidad tomamos azúcar principalmente de las siguientes fuentes:

Sucrosa: El azúcar blanca refinada o azúcar simple, producida mediante múltiples procesos químicos a partir del jugo de caña remolacha, en un proceso que elimina toda la fibra, las proteínas y los minerales que componen cerca del 90% de la planta, dejando un producto desnaturalizado, lleno de calorías vacías,  sin valor nutricional y con alta toxicidad para el organismo humano.

white-food-sugar-cubes 620200

Brasil con 132 libras anuales por habitante, Rusia con 88 y México con 76 son los países con mas alto consumo en el planeta.

El azúcar refinada acaba, en términos de nutrientes, siendo solo sucrosa; el 99% de este “alimento” es sucrosa. No le quedan vitaminas, minerales, oligoelementos, fibra, agua, proteínas, grasa o nutriente alguno diferente a la pura sucrosa, que esta compuesta por un 50 % de glucosa y 50% de  fructosa.

high-fructose-corn-syrup-bad 620+400

Sirope de maíz alto en fructosa: Este endulzante derivado del maíz transgénico (en casi la totalidad de los casos) y compuesto por 55% fructosa y 45% glucosa  representa el 51 % del consumo de azúcar en Estados Unidos y el 32 % en México siendo los más altos consumidores del mundo.

Otras fuentes de azúcar: Una pequeña porción cercana al 5 % del consumo se compone de miel, sirope de arce y melazas. Valga anotar que estas últimas son bastante mejores que las anteriores fuentes de glucosa que las anteriores pues al menos contienen alguna cantidad de minerales y vitaminas. No obstante también son fuentes de alto contenido de azúcar que deben tomarse con moderación.

Nuestros cuerpos han evolucionado para tomar una muy pequeña cantidad de azúcar proveniente de las frutas y no tienen la preparación biológica para procesar las brutales cantidades de azúcar que hoy les damos y mucho menos de formas tan diferentes y toxicas como se consumen en la actualidad.

how much sugar in drinks 620+300

De acuerdo con el Dr. Richard Johnson, nefrólogo de la universidad de Colorado y autor del libro “the sugar fix”, hace unos 22 millones de años nuestros primitivos ancestros vivían en medio de África, sin estaciones y con una vegetación siempre igual. Ellos consumían fruta de forma permanente de modo que esta fructosa era base vital de su alimentación.

Mucho tiempo mas tarde, quizás unos 5 millones de años después de vivir en ese paraíso, inició un cambio climático y geológico en la tierra que fue llevando a los ancestros a zonas de Eurasia y después hasta zonas montañosas y tórridas de Europa en donde el alimento acostumbrado era ahora escaso. En ese nuevo mundo sobrevino el hambre.

Es entonces cuando se gesta la mutación biológica que hace que cualquier cantidad de azúcar disponible se convierta en grasa. Por supuesto esta nueva destreza biológica fue de gran beneficio en tiempos de escasez pues era entonces posible almacenar esta azúcar en forma de grasa durante largos periodos de tiempo.

Como una gran ironía, esta mutación tan vital para sobrevivir hace millones de años en un ambiente de escasez es hoy causa de enfermedad y muerte en el nuevo mundo lleno de comida azucarada por doquier.

fat GIRLS 620300

En efecto el cuerpo humano actual digiere y absorbe rápidamente estas fuentes concentradas de azúcar, que jamás existieron de forma natural en tales proporciones, para convertirlas de inmediato en ácidos grasos saturados y colesterol los cuales se van acumulando bajo nuestra piel, en el hígado, arterias y otros órganos.

Estas nuevas y diversas formas de azúcar una vez absorbidas por la sangre, elevan el nivel de glucosa a niveles muy altos, condición conocida como hiperglicemia, uno de los síntomas de la diabetes.

Cuando el páncreas detecta estos elevados niveles de glucosa empieza a producir insulina para bajarlos ya que son un peligro para la vida. Pero esta alta producción  no puede ser detenida de inmediato y entonces se crea, por acción de la insulina, una súbita caída del azúcar en sangre llamada hipoglicemia, cuyos síntomas son debilidad, depresión, pereza, insomnio, agresividad y pérdida de la conciencia.

tired-worker 620300

Los niveles de azúcar en sangre  bajos por acción de la insulina activan el apetito para que a través de una nueva comida se inyecte otra vez azúcar al cuerpo, entrando así en un gravísimo círculo vicioso que genera obesidad y diabetes.

Por otro lado, si nuestro cuerpo no puede usar toda la grasa y el colesterol generados por los excesos de azúcar, debe deshacerse de este peso adicional así que lo deposita en las células del hígado, el corazón, las arterias, los tejidos grasos, riñones, músculos y otros órganos.

De esta manera comienza la degeneración por grasa que induce otros graves problemas de salud, con altísimo crecimiento en el mundo de hoy, como arterosclerosis, tumores, sobrepeso, enfermedades del corazón, algunas formas de diabetes y enfermedades del hígado y los riñones.

grasa abdominal 620+300Nos podríamos preguntar por que una sustancia que añoramos tanto como el azúcar es dañina. Es posible que los antojos de azúcar vengan derivados de esta relación entre el azúcar y la supervivencia de nuestros ancestros la cual nos brinda seguridad y también por que una inyección de azúcar en nuestra sangre estimula los mismos centros de placer en el cerebro que la heroína o la cocaína. Todos los alimentos que nos gustan producen el mismo efecto, con diferente intensidad, pero el azúcar tiene un efecto muy fuerte en este aspecto por lo que, de cierta manera, podemos decir que es una droga adictiva.

Recuerdo aquí una frase del libro “el poder del alimento” en referencia a este tema:

El azúcar es quizás el invento de la industrialización alimentaria que más deteriora la salud de los seres humanos. 

A continuación una imagen de la campaña contra el consumo de azúcar en México, país con el mas alto índice de obesidad del mundo:

cartel 12 cucharadas de azucar 620+400

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s